frases de immanuel kant - caricatura

5 frases de Immanuel Kant que no debemos olvidar

Abogado egresado de la Universidad Católica Andrés Bello y CEO en Handbook.

Immanuel Kant fue un filósofo nacido en Prusia el 22 de abril de 1724, inspirado por la ilustración, movimiento al que terminaría contribuyendo con sus obras, es calificado como uno de los pensadores más influyentes de la Europa moderna y la filosofía universal. Catedrático de profesión, Kant escribió sus obras apartándose de la filosofía dominante en la Alemania de la época, realizando aportes a las ciencia, metafísica, el estudio de la ética y la moral, el derecho e incluso la religión. Muere en su ciudad natal (Königsberg – Prusia) el 12 de febrero de 1804. Te traemos algunas de las mejores frases de Immanuel Kant, las cuales recogen parte de sus pensamientos:

Frases de Immanuel Kant

Es preciso aclarar que, las reflexiones con respecto a las frases de Immanuel Kant aquí citadas son disertaciones personales sobre su significado a la luz del pensamiento del autor, si tienen algún comentario o crítica sobre ellas o las frases per se, pueden hacerla a través de los comentarios.

 

Lee también: ¿Sabes quién fue Montesquieu? Descúbrelo aquí

1) Imperativo Categórico

Obra de modo que la máxima de tu voluntad pueda ser en todo tiempo principio de una ley general.

Lo que internamente ha movido nuestra voluntad a actuar de una determinada manera, sin inclinaciones naturales o heteronomas que atenten contra el libre albedrío del ser, es imperativo de la voluntad, un deber, tanto ha sido tomado por un ser racional, así lo explica Kant cuando señala que:

El sujeto racional que actúa por deber, respetando el mandato que proviene de su propia razón, es libre.

La máxima es una regla que el albedrío se ha hecho a sí misma para el uso de su libertad, mientras el hombre apegue estas máximas que ha decidido seguir a la ley moral, puede ser calificado como moralmente bueno, por el contrario, si se aparta o desvía de ésta en la maxima que ha decidido seguir será moralmente malo. Señala Kant sobre esta bondad y maldad moral:

Tiene una intención moralmente buena quien pone el seguimiento de la ley como condición de los motivos impulsores sensibles, y moralmente mala quien hace lo opuesto.

2) Derecho

El derecho es el conjunto de condiciones que permiten a la libertad de cada uno acomodarse a la libertad de todos.

Para Kant, la libertad equivale a autonomía de la voluntad, la posibilidad de actuar en base a lo que determine la propia razón del hombre pero esa voluntad propia no es absoluta, sirve pues el derecho como factor ordenador que permite que esa autonomía de cada individuo coexista en armonía con la de otros sujetos iguales a el. Esto se colige de las palabras del propio autor cuando señala:

Una acción es conforme a derecho cuando permite, o cuya máxima permite a la libertad del arbitrio de cada uno coexistir con la libertad de todos según una ley universal.

Esto implica que si existe una resistencia a mi libertad se me ocasiona un agravio y esa resistencia no podría constituirse en una máxima conforme a una ley universal, por consiguiente, yo tampoco puedo adoptar como máxima de mi acción a aquella resistencia que inhibe la libertad de otros pues, lo esencial es que no perjudique la libertad de otros con mi acción externa. Si quieres indagar más en la noción kantiana del derecho te recomendamos: El concepto de derecho en Immanuel Kant

3) Libertad

La libertad es aquella facultad que aumenta la utilidad de todas las demás facultades.

Ya definimos anteriormente la libertad para este autor en tanto la circunscribe a la posibilidad de actuar conforme al deber dado por la propia razón, sin embargo, desde una óptica práctica, el ejercicio de esta voluntad permite al ser humano el desarrollo de sus otras facultades, dado que, a través del desenvolvimiento del habla, la escritura y el pensamiento se materializa esa libertad, se refiere al libre desenvolvimiento de la personalidad en tanto esto permite la realización del ser.

 

Lee también: 5 frases de Ulpiano que no debemos olvidar

4) Moral

Dos cosas llenan el ánimo de admiración y respeto, siempre nuevos y crecientes cuanto más reiterada y persistentemente se ocupa de ellas la reflexión: el cielo estrellado que está sobre mí y la ley moral que hay en mí.

Kant señala con esta frase que todo hombre tiene una conciencia moral (y racional) que debe, además, convertirse en el criterio último de su acción como explicábamos anteriormente. De tal manera que hay dos cosas que lo maravillan: la belleza de la naturaleza, orden natural, y la conciencia, dotada de razón, que todo ser humano tiene del bien y del mal,  que lo motiva a actuar de una manera de acuerdo a la máxima que ha escogido seguir.

5) Constitución

En toda comunidad tiene que haber una obediencia sujeta al mecanismo de la constitución estatal, con arreglo a leyes coactivas (que conciernen a todos), pero a la vez tiene que haber un espíritu de libertad, pues en lo que atañe al deber universal de los hombres todos exigen ser persuadidos racionalmente de que tal coacción es legítima, a fin de no incurrir en contradicción consigo mismos.

Terminamos nuestra lista de frases de Immanuel Kant con una reflexión sobre la constitución estatal, en la que nos habla sobre la legitimidad del orden constitucional, todo hombre como ser racional cuestionará la legitimidad del poder coactivo si este se aparta de la maxima que voluntariamente ha decidido seguir, de tal manera que si el ordenamiento jurídico se aparta o desvía de la ley moral, a la que el hombre está obligado a obedecer por deber, será cuestionable por la razón su legitimidad.

Conclusión

Las frases de Immanuel Kant dan muestra de un pensamiento que revoluciono la época, inspirado por la razón y la epistemología este autor buscó dar respuesta a cuestiones complejas que a su entender dirigen el actuar de los hombres, sin duda sus trabajos y analisis son trascendentales y merecen ser leídos por quienes buscan entender conceptos como la moral o la libertad.

 

¿Te gustaron estas frases de Immanuel Kant? ¿Conoces otras? Coméntalas.

Comenta sobre este artículo